Alimentos fermentados y di adiós a muchos problemas. 

Antes de la época de los aditivos y de la utilización de las neveras comíamos alimentos fermentados todos los días. Dependiendo de la abundancia de la cosecha y periodo del año cada cultura alrededor del mundo creó algún tipo de comida fermentada.

Por ejemplo el chucrut  en algunas partes de Europa, Kim Chee en Asia, leche fermentada con Kefir en Rusia, el maíz, conocido como maíz oloroso entre los Maoris, bayas fermentadas entre una parte de nuestra población aborigen australiana y el listado podría seguir.

La fermentación permite tener disponible los alimentos durante todo el año. Los beneficios sobre la salud son tan obvios como que las generaciones que no han tenido acceso a esos alimentos son también las que tienen más problemas digestivos. Se ha estimado que un 80 % de la población tiene algún tipo de trastorno digestivo, así que no estás solo con tus problemas digestivos.

Hasta que no comprendamos que la calidad de nuestros alimentos puede afectar a nuestro bienestar, no empezaremos a entender el papel tan importante que la comida fermentada tiene para nuestro aparato digestivo.

De manera que cada día intenta comer o beber algún tipo de alimento fermentado. Esto llenará ¨de golosinas saludables¨ el sistema digestivo para que te sientas mejor, para que tu piel resplandezca y tu energía vibre.

Los alimentos fermentados restauran el equilibrio de la flora intestinal.

¿Sufres de intolerancia a la lactosa? ¿de intolerancia al gluten? ¿de estreñimiento? ¿de colon irritable?  ¿de Infecciones de levaduras? ¿de alergias? ¿de Asma? Todas estas molestias están conectadas con la escasas bacterias buenas que tenemos en el intestino.

Los alimentos fermentados crudos son ricos en enzimas.

Según el blog Food Renegade: ¨nuestro cuerpo necesita enzimas para conseguir una digestión adecuada, para asimilar y poder aprovechar al máximo los nutrientes de la comida. Con la edad la capacidad de nuestro cuerpo de producir enzimas baja considerablemente. Esto ha hecho que diversos científicos lleguen a la conclusión de que si podemos solucionar la disminución que el cuerpo presenta a la hora de producir enzimas podríamos tener una vida más larga y saludable.´

Comer alimentos fermentados nos ayuda en la asimilación de los nutrientes.

Puedes ingerir grandes cantidades de alimentos, pero si no los asimilas son inútiles. Mejorando la digestión se mejora la asimilación.

Los alimentos fermentados son económicos.

No se necesitan conocimientos ni utensilios especiales para fermentar alimentos y la mayoría de ellos son económicos. Se puede, como ejemplo, utilizar repollo para realizar el chucrut.

Los alimentos fermentados se mantienen por mucho tiempo.

La leche se pone mala en la nevera después de unos días, pero el kéfir y el yogurt se conservan por más tiempo. El chucrut, los pepinillos y los condimentos se mantendrán por meses. Si tienes una cosecha abundante en la huerta y no sabes que hacer ferméntela

Los alimentos fermentados aumentan el sabor.

Hay una razón del porque los seres humanos disfrutan bebiendo vino y comiendo queso apestoso. Hay una razón del porque nos gusta el chucrut con los frankfurter o nachos con salsa. Porque saben bien.

 

 Ponte en contacto con nosotros, queremos ayudarte